Zarigüella de color amarillo
La zarigüella de color amarillo rescatada en Melbourne y llamada Pikachu. THE AGE

Las autoridades de Melbourne (Australia) han rescatado a una zarigüeya huérfana que, por algún tipo de mutación, tiene un color amarillo que ha sido el principal motivo para que la hayan llamado Pikachu.

El animal fue encontrado solo (sin su madre) en un estado muy avanzado de desnutrición. Las autoridades de protección forestal que la hallaron estiman que tiene cinco meses.

Decidieron llamarlo como el famoso Pokémon por su color, más brillante de lo habitual, en un tono amarillo que lo convierte en un objetivo fácil para los depredadores, lo que reduce mucho sus posibilidades de sobrevivir en su hábitat natural.

Es por esto que han decidido trasladar a Pikachu al centro de preservación de la naturaleza del lugar, donde vivirá lejos de amenazas gracias al santuario de protección de animales.

En vez de su habitual color marrón, el pelaje de Pikachu es amarillo debido a una mutación que ha causado que sus niveles de melanina sean muy bajos. Al ser un animal nocturno, que tenga esta coloración lo hace vulnerable ante la amenaza de depredadores, como los búhos, según explica la Dra. Kath Handasyde, de la Universidad de Melbourne a The Age.