Las personas trasladan sus malos hábitos alimentarios a sus mascotas, según un estudio

Rodrigo Alves, más conocido como el 'Ken' humano, posa con un pequeño york shire.
Rodrigo Alves, más conocido como el 'Ken' humano, posa con un pequeño york shire.
GTRES

Un estudio recoge que más de la mitad de los perros y gatos padece problemas de sobrepeso por los malos hábitos alimentarios de sus dueños. De hecho, los perros con dueños obesos tienen hasta cinco veces más riesgo de padecer esta enfermedad, según un análisis realizado por Acierto.com.

El 77% de las personas encuestadas asegura que su mascota se muestra agradecida cuando la alimentan y casi el 60% se siente bien cuando le da de comer. La actitud pone de manifiesto que el mero acto de dar de comer se termina colando en el ámbito de los sentimientos.

Además, las malas pautas de alimentación que tienen los humanos se duplica en el caso de las mascotas. Ya sea picar entre horas o dejar que el animal pruebe la comida de su dueño, sin tener en cuenta que existen alimentos que son tóxicos para las mascotas.

Por otro lado, las personas con obesidad tienden a hacer menos ejercicio y, en consencuencia, sacan a pasear menos a su perro y mantienen menos activas a sus mascotas en general.

El 60% de la población no realiza la actividad física necesaria para que esta sea beneficiosa para su salud, según el informe. Es decir, el creciente sedentarismo humano se está plasmando también en los animales domésticos y el 40% de los casos de obesidad en animales se debe a dos factores: falta de ejercicio y sobrealimentación.

El análisis destaca que existe un gran desconocimiento sobre la cantidad de comida que necesitan ingerir al día la mascota, y si tiene o no kilos de más. En concreto: 1 de cada 5 propietarios es consciente, y la mayoría ni siquiera les pesa.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento