Perro
Imagen de archivo de un perro. GTRES

Un perro rescató a un bebé cuya madre, una menor de 15 años, había enterrado vivo para evitar que sus padres se enteraran, informa la BBC.

Los hechos ocurrieron en la aldea de Ban Nong Kham, en Tailandia. El dueño del perro, de nombre Ping Pong, vio que el animal escarbaba y ladraba en la tierra, hasta que se acercó y vio las piernas del bebé. Entre él y otros vecinos llevaron al bebé a un hospital, donde lo lavaron y comprobaron que estaba bien de salud.

La madre ha sido acusada de abandono infantil e intento de asesinato. Los padres de la chica han decidido hacerse cargo del bebé.