Los atletas que participaron en una carrera de 100 metros lisos en la Universidad de Beifang, en China, no daban crédito: un espontáneo se les coló y casi gana la carrera. Pero no se trataba de ningún atleta jamaicano. Era un perro callejero.

En el vídeo de la carrera, que se ha hecho viral, se ve cómo el can sale disparado y de hecho, está muy cerca de ganar. El perro entró tercero en meta, para la sorpresa de deportistas y público.

Aunque en un primer momento parece que el perro es segundo, en realidad logra un simbólico bronce debido a que en la calle dos hay un atleta al que apenas se le ve, pero que llega primero.