Paul Barton es un pianista que dedica su tiempo a tocar para elefantes ciegos en el santuario Elephants World, en Tailandia. Este centro es un lugar de retiro para paquidermos, muchos de ellos ciegos. El músico considera que la música les relaja y por eso realiza conciertos para ellos.

Así, Barton ha llevado la música clásica hasta los elefantes del centro, algo que estos animales nunca olvidarán. Además de tocar para ellos, el pianista se encarga de publicar en sus redes sociales los conciertos para su enorme público (literalmente hablando). En algunos de los vídeos se puede ver cómo los elefantes se balancean al ritmo de la música.

Barton empezó a realizar conciertos en el santuario cuando él y su esposa visitaron el centro: "Nos gustó el lugar, un centro de retiro para mayores, lesionados y discapacitados elefantes", explica Barton. "Me pregunté si a estos viejos paquidermos les gustaría escuchar algo de música clásica", recoge CBS News.

El pianista pidió permiso a los empleados del Elephants World para llevar su piano hasta allí y tocarlo para los elefantes, y así hizo. La primera vez que Barton tocó en el santuario un elefante ciego que desayunaba cerca se detuvo en seco cuando escuchó al pianista.

"El animal tenía dolores a menudo y me gusta pensar que quizás mi música le dio algo de consuelo en la oscuridad", explica Barton en uno de sus vídeos. A pesar de los esfuerzos del músico por hacer sentir mejor a los elefantes, ellos están enfermos, así que terminan muriendo. "Me rompió el corazón cuando ocurrió", cuenta refiriéndose a su primer espectador.

Así fue como el pianista volvió al santuario para actuar para los demás animales del centro y se ha convertido en todo un youtuber con sus vídeos. En concreto, el que le dio al elefante Lam Duan recibió 20.000 visitas.

En estos vídeos que cuelga en su canal de YouTube, Barton cuenta qué pieza va a tocar y de quién es, así como la historia del elefante que le acompaña.