Estos días son de funciones escolares en todo el mundo. El curso se acaba y los niños de todo el planeta enseñan a papás y mamás sus talentos artísticos. Pero a algunos, el miedo escénico les vence. Es el caso de Isabella, una niña de 2 años de Bermudas, a la que su padre tuvo que ayudar... y éste se convirtió en la estrella del show.

En el escenario estaban varias niñas dispuestas a ejecutar unos sencillos pasos de ballet, pero Isabella comenzó a llorar y a reclamar la presencia de su padre, que se llama Marc Daniels.

Daniels, que tenía en brazos a su hija Suri, de 7 meses, no dudó en subir al escenario y ejecutar la coreografía para apoyar a Isabella. El vídeo de la brillante actuación de este padre corrió como la pólvora en internet y se ha convertido en una pequeña celebridad.