Las imágenes de un oso perezoso agradecido con el hombre que lo salvó de morir atropellado en una carretera han enternecido a millones de personas en las redes sociales, donde el vídeo se ha viralizado en solo cuestión de días.

Los hechos ocurrieron el pasado 7 de mayo en Angra dos Reis, un municipio brasileño ubicado al suroeste del estado de Río de Janeiro, cuando un hombre de mediana edad, José Aldenizio, recogió al animal que trataba de atravesar la carretera para llegar al otro lado y lo llevó en brazos hasta un árbol.

Una vez allí, el animal se encaramó al tronco y se giró hacia su salvador, que le saludó con la mano. Acto seguido, el perezoso imitó el gesto mientras cerraba los ojos, como si de una señal de agradecimiento se tratase.

"Qué ingenuidad, qué pobreza de espíritu tienen los que dicen que los animales son máquinas privadas de conocimiento y sentimiento, que siempre actúan de la misma manera, que no aprenden nunca", escribió Gabrielle Araújo, la hija del hombre, en Facebook.

El vídeo del rescate, publicado en la red social, ha acumulado en poco más de una semana 25 millones de reproducciones.