Orla de la promoción 2015/2019 del grado en Ingeniería de Computadores de la Universidad de Málaga
Orla de la promoción 2015/2019 del grado en Ingeniería de Computadores. UNIVERSIDAD DE MÁLAGA

Quince profesores y solo tres alumnos, así es la orla de Ingeniería de Computadores de la Universidad de Málaga. Y no es que este grado tenga tan pocas personas matriculadas, sino que son las únicas que se han logrado graduar en este año 2018/19.

La que parece ser la carrera más complicada de toda España tiene plazas para unos 60 alumnos, de hecho, la nota de corte está en un 5, por lo que cualquiera puede matricularse en ella. Sin embargo, más del 50% de los alumnos la abandona durante el primer año.

Victoria Vigaray es una de las tres graduadas y, según ha declarado a Antena 3, cuando se matriculó era la única chica. Además, asegura que en muchas ocasiones ha pensado en abandonarla, pero con esfuerzo y constancia ha conseguido terminarla.

"He tenido compañeros que después han decidido cambiarse a otro grado, otros han empezado a trabajar y han decidido no terminar la carrera", justifica la alumna.

Por su parte, Rafael Hormigo, otro de los estudiantes que aparece en la orla, asegura que el grado "no es tan complicado como se ve y lo que necesita es trabajo".

"La gente que no puede entrar a software o informática porque tienen notas de 9, aproximadamente, deciden entrar en computadores, que tiene un 5, y se cambian de grado cuando pasa un año porque las asignaturas son las mismas en primero y segundo", explica el graduado.

Hormigo cuenta que, aunque han sido más alumnos, en ocasiones eran "15 o 10 personas, dependiendo de las asignaturas". Además, han llegado a ser solo dos en clase en materias "muy complicadas como matemáticas o cálculo".

El alumno también aclara que esperaban a más compañeros para la orla, unos 10 ó 15 compañeros, pero al final les faltaron algunas asignaturas suspendidas en otros cursos y terminaron pasando otro año más.

Rafael Hormigo, a sus 22 años, ha conseguido sacarse el grado de Ingeniería de Computadores a curso por año y, a falta de entregar el Trabajo Final de Grado en septiembre, asegura que le han llegado varias ofertas de trabajo sin necesidad de echar currículum.

Por lo tanto, detrás de esta curiosa orla se esconden tres alumnos que se han esforzado enormemente para graduarse y, debido a la amplia oferta que hay de este tipo de puestos, podrán tener más facilidad para encontrar trabajo.