Una pareja descubre que su casa era un laboratorio de drogas porque su bebé dio positivo en metanfetamina

  • El vendedor no informó a la pareja de la situación, a pesar que en Missouri es obligatorio.
  • Limpiar su casa al completo les costará casi 100.000 euros.
La pareja, besándose, junto a una ecografía del bebé que esperan.
La pareja, besándose, junto a una ecografía del bebé que esperan.
GOFUNDME

Tyler y Elisha Hessel, una pareja de Missouri, descubrieron que esperaban su primer hijo a principios de este año. Aunque un niño siempre supone poner patas arriba la vida de los padres, en este caso fue todavía más increíble tras recibir unas sorprendentes noticias del médico.

Los Hessels fueron a hacerse unas pruebas rutinarias al comienzo del embarazo cuando el doctor encontró "algo fuera de lo común": el bebé dio positivo por metanfetamina.

La embarazada no había tomado ningún tipo de anfetamina por sí misma, por lo que la pareja decidió que su casa fuera examinada para detectar restos de la droga, como medida desesperada. Para su sorpresa, la casa estaba llena de metanfetamina.

"A través de conversaciones normales con  los vecinos cuando los conocimos, nos dijeron que estaban felices de que finalmente se mudara alguien 'normal' a la casa, ya que la policía pasaba por allí a menuda para hacer redadas de drogas", explica la pareja en su página de GoFundMe. "Después de que esa prueba mostrase resultados positivos, nos pusimos en contacto con la compañía para realizar un examen completo y solo nos confirmó los resultados positivos".

En la mayoría de los estados se requiere que los vendedores revelen a los compradores los defectos materiales en su propiedad, y, en concreto Missouri, exige que los vendedores cuenten si la propiedad se ha utilizado para la producción de metanfetamina, algo que nadie desveló a los Hessels.

"Nos mudamos y realmente no sabemos exactamente qué hacer en este momento", contó la pareja. Ahora, su abogado les ha aconsejado que reclame a la compañía de seguros la reparación de la casa, que cuesta 100.000 dólares (90.000 euros aproximadamente), aunque ésta ya se negó a cubrir los gastos por no cumplir las condiciones necesarias.

Es por este motivo que un familiar de la pareja decidió abrir la recaudación del dinero en GoFundMe, para ayudar a la familia a superar la situación. Por su parte, los Hessel solo quieren que su casa sea segura, sobre todo para el bebé que está en camino y que "está saludable" a pesar de dar positivo en anfetaminas.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento