Microondas
Un microondas para calentar alimentos. GTRES

Si bien a veces debemos evitar ciertos microondas colocados en lugares públicos, el que se encuentra en una gasolinera de Jacksonville (Florida) es sin duda es al que menos tenemos que acercarnos. Los motivos son obvios: el dueño se ha visto obligado a colgar un cartel junto al aparato en el que dice "no caliente la orina".

Para entender por qué está colocado ese letrero junto al microondas y dar respuesta a la pregunta que todos nos planteamos (¿por qué ese mensaje?) hay que saber que las personas que pasan por allí calientan la orina para pasar las pruebas de detección de drogas.

Lo hacen en esta gasolinera porque está situada cerca de dos compañías donde realizan análisis de drogas y, al parecer, muchas personas consideran que esta estación de servicio es una parada conveniente en el camino.

"Enfermamos y nos cansamos de que la gente trajera sus recipientes de orina" dijo el propietario, Parul Patel al medio estadounidense First Coast News. "Son solo personas aleatorias que caminan pero sucede todos los días" añadió explicando que a menudo estas personas ni siquiera compraban nada.

Patel ha explicado que muchos se volvían "agresivos" cuando les decía que no podían calentar su orina y que una mujer, con acierto, le refutó que no había ninguna señal que prohibiera expresamente hacer eso.

"Ella me insutó y me preguntó: '¿dónde está el letrero que dice que no se puede usar esto para este propósito?' Eso me dio la idea de poner el cartel que dice que es solo para uso alimenario y no para usar con orina", explicó al medio.

Y así hizo, aunque probablemente deberían deshacerse de ese microondas.