Mueble con cajones azules
Mueble con cajones azules. Paez

Kayleigh, una mujer de 35 años, fue a una tienda a buscar un conjunto de cajones de color gris para que combinasen con el resto de muebles de su dormitorio. Lo que parecía una tarea sencilla se convirtió en un martirio, al solo dar con mobiliario de tonos azulados.

Aunque a regañadientes, la mujer finalmente compró por 150 libras unos cajones azules, aunque lo que no sabía es que pronto se volverían grises.

Tres años después de aquella compra, Kayleigh estaba limpiando si cuarto cuando observó que una esquina de uno de sus cajones se estaba rompiendo. La mujer entró en pánico y luego se sintió muy tonta al descubrir que lo que se estaba despegando del mueble era una capa protectora.

"Sabía que había una cinta blanca en la parte superior de cada cajón que era para proteger el mueble, pero no pensé que la capa azul también lo fuera. Bajó ella estaba el auténtico color, un gris precioso", contó la mujer a Metro.

Lo increíble es que en la tienda no le dijeran que el mueble no era de ese color, sino gris, ya que ella preguntó en varias ocasiones al personal de la tienda si no tenía otro diferente al "azul".

"Mi dormitorio es gris y plateado, por eso buscaba unos cajones grises que combinaran mejor que el azul", añadió Kayleigh. "Ahora es como si tuviéramos un mueble nuevo y sin gastarnos ni un solo centavo", añadió.