Pulpo
Tentáculos de un pulpo, en una imagen de archivo. GTRES

Jamie Bisceglia, una mujer de Washington (EE UU), tuvo que ser ingresada en el hospital tras posar con un pulpo en la cara para ganar un concurso de fotografía el pasado 2 de agosto, según ha informado KIRO.

Bisceglia dijo que pensaba que la arriesgada sesión de fotos podría llevarle a ganar un premio en un derby de pesca. Durante la fatídica sesión, el animal marino hirió a Bisceglia en dos ocasiones, inyectando su veneno dentro de la cara. "Echándola la vista atrás, probablemente cometí un gran error", dice.

"Sentí un dolor muy intenso. Además, sangré mucho durante bastante tiempo", declara Jamie. Durante dos días, trató de aguantar el dolor y la hinchazón, pero finalmente fue al hospital para recibir tratamiento.

"No fue una buena idea. No lo volvería a hacer jamás", reconoce ahora la mujer. Siete días después del incidente, sigue tomando tres antibióticos diferentes y las molestias no han desaparecido. Por su parte, admite que esta dolorosa experiencia le ha servido para ser más precavida.