Bullying, acoso escolar,
Bullying, acoso escolar, THINKSTOCK

El bullying es una lacra que en los últimos años ha aumentado en España. Según la ONG internacional Bullying Sin Fronteras, en 2017 hubo 1.475 casos, un 20% más que en 2016. Algunas familias, como la de la tuitera @2Cronopia, están concienciadas con el problema y aprovechan las redes sociales para advertir de los signos que pueden destapar un caso de acoso escolar.  

Esta madre relató este jueves en un hilo de mensajes una historia que, aunque en principio parecía ficticia, trataba sobre su hija.

Comenzaba diciendo "Mirad cómo es el bullying de discreto, pillo, cabronazo y difícil de detectar". En el relato aparecían dos niñas que dejaban de ser amigas en el colegio, a las que llamó Tiburcia y Erífila. La primera hacía bullying a la segunda, y se trataba de la hija de la tuitera.

A partir de este tuit se puede leer la historia completa:

La conclusión de la madre es que es difícil detectar a los acosadores porque son muchos y ninguno hace  "algo muy gordo". Cada uno tiene un pequeño comportamiento de intimidación y exclusión y cuando se juntan todos aparece el bullying.

Cuando preguntó a su hija por qué lo había hecho, ella declaró que "pasa sin que te des cuenta".