Un grupo de soldados
Un grupo de soldados, haciendo maniobras de instrucción. ARCHIVO

Más de una vez han ocurrido desgracias por culpa de los llamados selfies o autofotos.

Y esta es una de esas veces. El pasado martes, un soldado falleció por un disparo de arma de fuego de un compañero, mientras este y otros compañeros se tomaban selfies en un cuartel en Bolivia, según informó un jefe policial de la región de Cochabamba.

"Ocho soldados, un sargento y un subteniente estaban en el furrielato (depósitos de armas) del regimiento de Cotapachi. De una manera irresponsable tres de los conscriptos comenzaron a sacarse selfie con las armas y en eso una de las armas se disparó y causó una herida a uno de los soldados", informó Iván Luque, jefe de la policía regional.

Las autoridades locales aseguraron que la "inexperiencia de los jóvenes habría orientado a que uno de ellos se ponga a jugar dentro del furrielato".

En el momento del incidente, el soldado J.F.M, de 19 años, se encontraba limpiando su arma.

Todos los uniformados involucrados en el hecho fueron detenidos por la policía para ser investigados.