Visitantes del zoo de San Diego, en California, presenciaron esta semana en vivo y en directo cómo un oso polar atacó y devoró a un pato, ante la atónita mirada de los presentes.

Fue Amy McBride, una turista, la que captó las imágenes. En ellas se ve cómo un pato nada tranquilamente en la zona de los osos polares. El plantígrado va buceando sigilosamente hasta que, una vez debajo de su presa, no duda en lanzarse a por ella.

Una vez atrapada en sus fauces, el oso se asegura de su captura y se vuelve a sumergir, con el pato en la boca, para comérselo. McBride compartió después el vídeo en YouTube.

Los osos polares del zoo de San Siego son alimentados con pienso y pescado, y eventualmente con carne y verduras, pero los animales no pierden su instinto cazador y en cuanto tienen ocasión de cazar una presa, como en esta ocasión, no dudan en comérsela.