PREGUNTA. Desde hace un tiempo, mi pareja (somos dos chicos) rehúsa hacerme felaciones si no es con preservativos de sabores. No quiere hacerlo ni con condones normales ni sin ellos. He llegado a pensar que es por el sabor o el olor de mi pene, pero no sé cómo preguntarle.

Lo más importante en una pareja es la comunicación. Si yo estuviera en tu caso le preguntaría de una forma disimulada, quitando hierro al asunto. Puede que a tu pareja le ocurran dos cosas. Por un lado, que tu pene sepa o huela mal y que tu chico, por no ponerte en una situación incómoda, haya encontrado una forma de solventarlo a través de los condones de sabores.

Por otro lado, quizá simplemente le guste 'bajar al pilón' con sabor a fresa o plátano. En cualquier caso, deberíais hablar del tema y llegar a un acuerdo. Si el problema es el olor o el sabor lo mejor es que vayas al médico. Puede que tengas algún problemilla que deba mirar un profesional. Si por el contrario es simplemente un fetichismo de la pareja, lo que podéis hacer es llegar a un consenso y que unas veces se haga con preservativo y otras, si los dos estáis sanos y sois fieles, sin condón.

PREGUNTA. Sufrí un abuso cuando tenía siete años y cuando voy a tener una relación sexual, me paro y corto al chico. Siempre se enfadan pero no les puedo decir qué me pasó, me da vergüenza. Quiero olvidarme y tener una vida sexual como los demás.

Es una historia muy dura y es normal que te sientas así. Tu problema, más que sexual, es psíquico. El daño que nos hacen a determinadas edades, en las que construimos nuestra personalidad se vuelve presente en otras facetas de nuestra vida con los años. En este caso, tenemos dos problemas: el primero y más importante es que no has superado los abusos a los que estuviste sometida a los siete años. Nunca es tarde para acudir a un profesional que te ayude a romper con el pasado y poder vivir el presente en todos los ámbitos de la vida.

Por otra parte, es necesario encontrar a una persona o pareja sexual que no se enfade ante el hecho de poder parar la relación por CUALQUIER MOTIVO. Cuando la encuentres, no dudarás en contarle tu problema y entre los dos conseguir tener una vida sexual plena. ¡Adelante, puedes con esto y mucho más!

PREGUNTA. Soy una chica incapaz de tener relaciones sexuales con penetración. El caso es que utilizo tampones y he llegado a usar vibradores sin problemas pero cuando se trata de un pene mi vagina se cierra. ¿Tendré vaginismo o algo del estilo?

No te preocupes, el problema del que me hablas no es vaginismo. Si así fuera, no serías capaz ni de introducirte el tampón. Lo que te ocurre es que estás cerrada a las relaciones sexuales con penetración. Los motivos pueden ser varios: vergüenza, miedo a un embarazo no deseado, piensas que no es la persona ideal con la que mantener relaciones o que la forma con la que te penetran no te gusta.

Utiliza lubricantes o recurre a la masturbación antes de que la pareja introduzca el pene. También puedes tener preliminares con el vibrador para, posteriormente, tener sexo vaginal con tu pareja. Muchas veces nos comemos más el coco de lo que pensamos cuando el problema lo creamos nosotros mismos.