Pregunta. Mi chico llora después de llegar al orgasmo ¿Es normal?

Lo común es que sean las mujeres las que tras el orgasmo puedan llorar, pero en los hombres también ocurre. Al eyacular, se libera cierta carga emocional y tensiones acumuladas. En el caso de algunas mujeres tiene un significado hormonal, pero en ambos sexos el orgasmo supone la liberación del estrés acumulado del día a día. Llorar después del orgasmo no es malo y es un síntoma de salud en las personas, sin implicar un sentimiento de tristeza.

Pregunta. Soy incapaz de llegar al orgasmo masturbándome.

En el sexo se producen una serie de bloqueos solo posibles de solventar con la ayuda de un sexólogo. La mayoría de los problemas sexuales tienen una historia detrás: si alguna vez sufriste un episodio de maltrato, si vives en una familia demasiado estricta o conservadora que denuncia este tipo de prácticas sexuales, si consideras la masturbación un tabú... Todo lo anterior puede ser el indicio de tu problema ya que si consigues llegar al orgasmo y la eyaculación a través de las relaciones sexuales, tu dificultad es más psíquica que física.

Pregunta. Desde que me tomo la píldora lubrico muy poco y me duele mantener relaciones.

El cuerpo de cada mujer reacciona de una manera diferente al tomar la píldora. Es cierto que uno de los síntomas es la pérdida de la lubricación, lo que conlleva un empeoramiento de las relaciones sexuales, pues la fricción provoca dolor.

Tienes dos opciones: la primera es utilizar lubricantes que mejoren el sexo. Los hay de diferentes sabores y sensaciones. Si con los lubricantes aún sigues sintiendo dolor y quieres lubricar por tu cuenta, acude al ginecólogo y te cambiará la píldora o el método anticonceptivo que estés utilizando por otro que te venga mejor.