Los perros son los compañeros perfectos de las mujeres en la cama, según un estudio realizado por el Canisius College, una universidad de Nueva York (Estados Unidos).

Según el estudio, las mujeres duermen mejor cuando comparten cama con los mejores amigos del hombre, los perros. Los investigadores realizaron un cuestionario a 962 mujeres de en diferentes estados del país norteamericano: el 55% afirmaron compartir cama con, al menos, un perro; el 31%, con un gato. Del total, un 57% dormían, además, con su pareja.

El cuestionario también realizaba preguntas sobre la calidad de sus horas de sueño y sobre la seguridad que sentían por la presencia de sus mascotas o parejas.

Christy L. Hoffman, gran admiradora de los perros y directora de este estudio, explicó al HufPost que los datos demuestran que las parejas y los gatos interfieren en el sueño de las mujeres, pero que los perros despiertan menos a sus dueñas.

Más disciplinadas

Otra posibilidad es que las dueñas de estos caninos tengan mejores hábitos de sueño o más rutinas diarias, aunque la mayoría tienden a acostarse antes y también a levantarse más pronto que las que no tienen pero o las que tenían gato.

"Los dueños de perro tienen que adaptarse a las necesidades de sus mascotas, tienen que sacarlos cada mañana, y eso los ayuda a mantener un despertar más riguroso. Además, las horas de sueño de los perros se parecen más a las de los humanos que las de los gatos", detalla la directora del estudio.

También hay que tener en cuenta que los perros se adaptan mejor a los horarios de sus dueñas, más incluso que sus propias parejas humanas.

"Algunos dueños de perro sienten que su perro los alertará si alguien se cuela en su casa u ocurre una emergencia", añade Hoffman, evidenciando que los perros transmiten más seguridad a sus dueñas.

Este dato sorprendió a los investigadores: "Las mujeres puntuaron mejor a sus perros como fuente de comodidad y seguridad que a sus compañeros humanos", concluye la directora.