El activista y fotógrafo por la liberación animal que trabaja tras el proyecto llamado 'Tras los Muros' ha publicado la mayor investigación realizada hasta el momento en mataderos del mundo: un estremecedor documental, un completísimo informe y una reveladora serie de fotografías. Actuando de forma anónima para poder llevar a cabo la infiltración en los mataderos, ha registrado lo que sucede en 58 mataderos de México. 'Matadero' supone una de las mayores revelaciones de la historia en cuanto a explotación y matanza animal. Nunca antes había visto la luz algo parecido. Precisamente, en España también ha habido hueco para esta polémica gracias al programa 'Salvados' de Jordi Évole. El periodista ha expuesto la problemática del abuso animal, de la cual la empresa 'El Pozo' ha tenido que defenderse.

Entre los años 2015 y 2017, 'Tras los Muros' documentó la matanza de todo tipo de animales, así como su transporte desde las granjas a los mataderos. Muestra la violencia extrema que sufren los animales y que, obviamente, la industria cárnica encubre.

México, país que se encuentra entre los diez mayores productores de carne del mundo, es el lugar donde el activista encontró las condiciones para poder infiltrarse con más “facilidad” y llevar a cabo su investigación. Sin embargo, el terror animal que traslada el activista en su documental, no sólo se debe tener en cuenta en el país latinoamericano sino que se puede extrapolar a cualquier otro país del planeta. Incluso donde la normativa de bienestar animal es más estricta.

'Tras los Muros' se muestra muy claro cuando asegura que no existe un matadero donde los animales no sufran. "Quienes defienden un trato humanitario con los animales, obvian que estos sufren en todo el proceso, desde que son recibidos a golpes y choques eléctricos hasta que son degollados”, cuenta el activista.

En el documental explica cómo la violencia se encuentra totalmente normalizada en los procesos de traslado de animales a los mataderos, hecho que deja a la vista la sensibilización que puede tener la industria y la administración en este tema. "Alrededor de 16 millones de animales mueren cada año en México debido a las duras condiciones del transporte”, aporta.

'Tras los Muros' ha registrado los diferentes métodos de aturdimiento e inmovilización que se usan en los mataderos de México aunque “ninguno de estos métodos evita completamente el sufrimiento de los animales cuando son degollados". A los animales se les inmoviliza con un disparo en el cráneo, con descargas eléctricas, a golpes de hacha o incluso, a cuchilladas en la médula espinal.

El sacrificio supone ser el término de la prolongada agonía de los animales, pero su sufrimiento no acaba ahí. Según dice el activista, los animales no mueren siempre de forma inmediata cuando son degollados. “A las vacas, por ejemplo, tras el sacrificio las cortan las patas, las desollan y las extraen las vísceras y el tracto digestivo. En algunos mataderos son desmembradas y desolladas aún con vida".

Documentales e investigaciones como esta han logrado sensibilizar y remover conciencias e incluso, cambiar legislaciones. A comienzos del año pasado, unas grabaciones con cámara oculta de la asociación L214 lograron que en Francia se impusieran cámaras de vigilancia para controlar el trato a los cerdos en los mataderos. En España. Italia, Alemania y en otras partes del mundo, la asociación Igualdad Animal lleva más de una década denunciando el maltrato animal con reportajes fotográficos y testimonios de personal de mataderos, entre otros documentos.