Apollo, un ejemplar de ligre de 340 kilos criado en los EE UU, se ha vuelto viral en los últimos días debido a su gigantesco tamaño que hace que parezca de mentira.

El felino de cinco años es la descendencia híbrida de un león macho y un tigre hembra y ha sido comparado con un tigre prehistórico con dientes de sable.

El animal se ha hecho famoso por sus fotografías y vídeos junto a los conservacionistas de animales Mike Holston y Kody Antle en el Safari Myrtle Beach, Carolina del Sur, donde vive tranquilamente.

Unas imágenes que han causado asombro y que ponen en perspectiva lo enorme que es. Su aspecto es el de un gigantesco león con rayas de tigre difusas, su pelaje es entre el naranja y el amarillo.

Los híbridos raros surgieron por primera vez en la India en el siglo XIX y solo se encuentran en cautiverio, ya que los leones y los tigres viven separados en la naturaleza. Se cree que hay menos de 1.000 en el mundo.

Según el Guinness World Records, el trono de felino vivo más grande pertenece a Hércules, un ligre macho adulto de 400 kilos que también vive en Myrtle Beach Safari y que además también es el tío de Apollo.