Las relaciones sexuales que tenemos con nuestra pareja deberían quedar en lo más íntimo de la relación, pero tanto a hombres como a mujeres nos encanta alardear de lo bien que nos lo montamos en la cama. Hablar de sexo no es malo, de hecho sirve para compartir y enriquecer nuestra propia vida sexual, aunque a nuestra pareja no siempre le sienta demasiado bien. 

Adiós, pudor femenino

Las féminas solemos aportar un matiz de intimidad al sexo por pudor o vergüenza, bien sea con nuestra pareja o con un chico de una noche. No digo que nosotras no compartamos con las amigas nuestras batallitas, pero el tono depende de los chupitos de tequila que llevemos encima.

Lo normal es que nosotras hablemos de problemas (con un grupo reducido o con una confidente) tales como 'ayer me dolía', 'dijo el nombre de su ex' o 'no consigo lubricar'. Cuando se trata de un ligue de una noche, nos podemos permitir dar un paso más allá y comentar tamaños o posturas, aunque también con personas de mucha confianza y sin añadir detalles explícitos, sólo anécdotas.

Los hombres y las batallitas

En el caso de los hombres es diferente. La mayor parte de los que tienen pareja formal no suele compartir sus vivencias sexuales con los amigos. Su pareja es su santuario y no debe ser mancillado ni siquiera en pensamientos o conversaciones con otras personas. No quita que al tener algún problema no se recurra a la ayuda de un amigo íntimo, a pesar de que la mayoría de las veces no se llegue ni hasta ese punto. La cosa cambia cuando se trata de un ligue de una noche.

En estos casos no sólo hablarán de 'los pechos carnosos de la chica', de 'cómo bajaba al pilón' o de la cantidad de posturas que os dedicasteis a hacer durante largas horas de sexo desenfrenado. Sí, la mayoría de las veces ellos pecan de mezclar realidad con ficción, pero el caso es que se llevaron el gato al agua.

En esto, como en la mayoría de las cosas, las mujeres siguen viniendo de venus y los hombres de marte y por mucho que nos esforcemos, es complicado cambiar la mentalidad de ambos.