Un hombre asaltó una tienda de una gasolinera en Queensland (Australia) ocultando su identidad con una bolsa en la cabeza, una estrategia bastante buena de no ser porque cuando se dispuso a coger el dinero de la caja registradora, se la quitó y la utilizó para guardar los billetes y monedas, desvelando su rostro.

El Departamento de Policía de la región está buscando al asaltante que cometió el robo, que tuvo lugar alrededor de las 20:30 horas el pasado día 22 de abril. El ladrón amenazó a la dependienta con una navaja y la exigió que le diera el dinero del día y unos cigarrillos.

El suceso fue captado por las cámaras de seguridad de la gasolinera, en las que se puede ver como el delincuente se quita la bolsa de la cabeza para guardar el recién adquirido botín, mostrándose totalmente reconocible.

Por suerte, cogió el dinero y se fue sin herir a nadie, tal y como cuenta MyPolice.