Ha surgido un nuevo desafío que inunda las redes sociales, especialmente en Estados Unidos. En este caso, son las armas de fuego las protagonistas. El “No Lackin Challenge” comienza cuando uno de los participantes apunta con un arma a otra persona y espera su reacción. Ambas acaban por apuntarse con el arma de fuego a la cabeza durante unos minutos.

La práctica se graba y comparte en redes sociales. Su finalidad no es apretar el gatillo, sin embargo, esta peligrosa moda ha llevado a un joven estadounidense a recibir un disparo en la cabeza, quien a sus 17 años se encuentra en estado crítico. Afortunadamente, en el restaurante había un médico que pudo atender a la víctima de manera inmediata, que posteriormente fue trasladada a un hospital cercano.

Sherman Lackland, fue autor del disparo en un bar de Memphis. Declaró que disparó por error, pero ha sido detenido por posesión ilegal de armas, autor de un asalto agravado e imprudencia temeraria.

El “No Lacking Challenge” es el nuevo reto viral en Estados Unidos. Un peligroso juego que ha creado mucha alarma conforme aumentaba su presencia en redes sociales en las últimas semanas.