Una joven australiana pierde más de 60 kilos en dos años inspirada por los casos de usuarios de Instagram

  • Ahora se ha convertido en inspiración de muchos usuarios de la red social que siguen sus saludables consejos.
Josephine Desgrand perdió 60 kilos en dos años gracias a Instagram.
Josephine Desgrand perdió 60 kilos en dos años gracias a Instagram.
NOLONGERFATJOSIE / INSTAGRAM

La mayoría de la gente tiene la idea de que las redes sociales son más perjudiciales que saludables. La adicción a las mismas o su mal uso puede causar problemas de salud graves. Sin embargo, también pueden tener efectos positivos en las personas y ser fuente de inspiración, tal y como le ocurrió a Josephine Desgrand.

Esta joven de 19 años vive en Queensland (Australia) y se siente profundamente agradecida a la red social de Mark Zuckerberg por haberla inspirado a perder más de 60 kilos de peso.

Ver esta publicación en Instagram

You are the architect of your own dreams ❤️

Una publicación compartida por Josephine Desgrand (@nolongerfatjosie) el24 de Ene de 2019 a las 2:22 PST

Josephine era adicta al dulce. Tomaba todo tipo de donuts, chocolate, helados, cualquier tipo de bollo, del sabor que fuere. Llegó a alcanzar los 120 kilos, casi el triple de su peso normal.

Intentó ponerse a dieta y adelgazaren más de una ocasión, pero siempre fracasaba y caía en la tentación de los dulces. Su necesidad de comer y comer la superaba.

Sin embargo, una de las veces, decidió inspirarse en gente normal y corriente que vio a través de Instagram y que mostraban sus cambios de peso en la red social.

"Usaba la aplicación diariamente para tratar de perder peso, me encantaba mirar las imágenes inspiradoras de desconocidos de todo el mundo", contó a The Sun.

"Un día me miré en el espejo y me di cuenta de que no podía seguir así. Mi mentalidad cambió. Si  la gente normal podía bajar de peso y subir fotos de su transformación, yo también podía. Me animé", explicó la joven.

Bajar de peso no fue tarea sencilla, pero tras dos años lo ha conseguido. Cada vez que flaqueaba, ojeaba las fotografías de esas personas que sí lograron adelgazar y que comparten sus imágenes en Instagram.

De esta manera, Josephine cambió su dieta por completo, dejando de lado el azúcar y sustituyéndolo por alimentos frescos y nutritivos. Ahora pesa 60 kilos menos y se ha convertido en una de esas personas que ella admiraba, inspirando a muchos usuarios de la red social.

La joven cuenta con más de 130.000 seguidores, con los que comparte sus planes de comida y a los que aconseja sobre cómo adoptar un estilo de vida saludable.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento