Japan Weekend Madrid 2018
El evento de cultura japonesa, Japan Weekend ha albergado más artistas que nunca. ESTELA RAMÍREZ

El evento dedicado a la cultura japonesa más grande de España abrió sus puertas este fin de semana en la capital para aquellos fanáticos del país nipón.

Celebrado en la Feria de Madrid, Japan Weekend ha contado con invitados internacionales y más de 30.000 metros cuadrados de actividades relacionadas con la comida, la música y las artes proveniente del oriente más friki, el evento ha acogido a 90.000 asistentes durante sus dos días de celebración.

En esta XIX edición, la convención se ha consolidado también a nivel internacional ofreciendo a sus asistentes un sinfín de actividades y entretenimiento de la mano de invitados como Pikotaro, conocido por su éxito viral PPAP (Pen Pineapple Apple Pen), que ganó el récord Guinness a la canción más corta en entrar en la lista Billboard Hot 100; Itsuka, una de las grandes voces del hip hop japonés del momento o Wasuta, uno de los principales grupos de idols del panorama actual.

Japan Weekend ha sido siempre un evento muy relacionado con el mundo del cosplay y este año las múltiples actividades (pasarela y concursos) han estado encabezadas por la final del International Cosplay League, el único concurso internacional de cosplay con sede en España, que ha reunido a participantes de todo el mundo (China, Perú, Reino Unido, Dinamarca…). Para esta ocasión tan especial los visitantes han podido conocer a cosplayers de gran importancia mundial como Skellington, Phi Phi O’hara, Saki Miyamoto o Hannah Alexander.

Sin embargo, a pesar de la mayor presencia internacional respecto a las ediciones pasadas, Japan Weekend ha vuelto a apostar por los artistas, ampliando el número de expositores. Dibujantes, mangakas, artesanos, ilustradores… Todos han tenido su espacio para promocionarse y vender sus creaciones que han ido desde cómics y mangas a fanarts, pendientes, camisetas, bolígrafos o libretas, entre muchos otros.

El aumento de la cantidad de artistas en esta edición solo refirma la mayor presencia de la cultura japonesa y oriental en nuestro país, que se presenta en multitud de formas.