Ilusión óptica
Imagen de un fregaredo que parece la fotografía de un ojo humano. REDDIT: LIAMMM

Aristóteles descubrió que contemplar durante cierto tiempo una escena con movimiento continuo (como la corriente de un río) y a continuación fijar la vista en un objeto inmóvil provocaba la falsa ilusión de que el elemento estático se meneaba lo suyo, algo similar a lo que ocurre tras clavar la vista unos segundos sobre esta animación.

Las ilusiones ópticas siempre han estado ahí para burlarse de nuestra capacidad de percepción y el ser humano se ha esmerado bastante en fabricarlas con sus propias manos: conejos que también son patos, líneas paralelas que no lo parecen, ilustraciones de caras que esconden un cáliz o mosaicos donde es imposible confirmar el relieve de unos cubos. Con el tiempo la tecnología ha provocado ilusiones más complejas: casillas de un tablero de idéntico color pese a no parecerlo, la inquietante animación de una bailarina que rota a la derecha y a la izquierda al mismo tiempo, o el vídeo donde mantener la vista fija en una cruz provoca que lo famosos muten en caricaturas monstruosas:



La llegada de internet trajo consigo un nuevo tipo de ilusiones visuales: las accidentales. En un mundo dominado por las redes sociales y donde toda la población tiene una cámara en el bolsillo no tardaron en aparecer instantáneas con ilusiones ópticas fortuitas que se volvían virales con rapidez. El mejor ejemplo fue aquel vestido que algunas personas veían azul y negro mientras otras aseguraban que era blanco y dorado, una imagen que generó tantos dolores de cabeza como para llegar a convertirse en noticia mundial. Aquella fue la más ruidosa de la moderna remesa de ilusiones ópticas, pero no la única:

En 2017 un usuario de Reddit publicó una foto de dos personas abrazándose y anunció que le provocaba dolores de cabeza. En la imagen, si uno se fijaba con atención, los cuerpos de los protagonistas parecían desafiar las leyes físicas y lógicas.

Ilusión Óptica

Pero la explicación era extremadamente sencilla: el bañador de la persona que está de espaldas se había encargado de fabricar una extraña ilusión óptica.

En 9gag la pregunta "¿Este gato está bajando o subiendo?" apareció junto a esta foto:

Ilusión Óptica

Y el destino del felino acabó provocando intensas discusiones entre los visitantes. No existe confirmación oficial de la solución por lo que podríamos estar hablando de un gato de Schrödinger sin caja: aquel que está bajando y subiendo al mismo tiempo.

En 2013 un redditor publicó esta imagen asegurando que en la misma no había ojo alguno.

Ilusión Óptica

No mentía, porque se trataba del fregadero de su piso.

La legendaria foto del vestido azul y negro gozó de secuelas. Entre ellas, este zapato y este mueble capaces de dividir al público, unos juraban que los veían en rosa y blanco mientras otros perjuraban lo hacían en verde azulado y gris.


Akiyoshi Kitaoka, psicólogo y profesor japonés, publicó en su cuenta de Twitter la imagen de un plato de fresas acompañada de un apunta: en aquella imagen no había ni un solo pixel de color rojo.


Tenía razón, y la explicación estaba en la llamada constancia del color. De aquella imagen se había sustraído el color rojo, pero el cerebro reconocía las fresas y utilizaba la información que conocía (es decir, que las freas son rojas) para determinar el color con el que la persona las percibirá, ignorando por completo la información de color real.

En 2016, Hunter Culverhouse posteó una foto en Instagram de sus piernas, y tuvo que aclarar que estaban completamente secas a pesar de no parecerlo:




No mentía, porque sus piernas no estaban embadurnadas en aceite, sino completamente secas y con unas cuantas rayas de pintura blanca dibujadas accidentalmente sobre ellas tras una clase de arte.

A Jeya May Cruz Estigoy se le ocurrió proponer un juego a sus amigos de Facebook, localizar en la siguiente imagen su teléfono móvil:

La solución revelaba que todo era culpa de una simple funda estampada.

Dos fotografías ligadas aparecieron en Imgur provocando que más de uno se rascase la cabeza con incredulidad por culpa de un curioso efecto óptico: a primera vista ofrecían distintos ángulos de una calle, pero en realidad ambas eran la misma imagen.

Ilusión Óptica

Arron Bevin invitó a los usuarios de Facebook a localizar el objeto escondido en esta foto:

Y lo cierto es que no había nada oculto sino todo lo contrario: en la imagen un puro en primer plano pasaba totalmente desapercibido sin ni siquiera intentarlo.

En 2015, el usuario Maskari subió la fotografía de una niña en la piscina a Imgur y provocó que un montón de anónimos acabasen discutiendo acaloradamente sobre si la chiquilla chapoteaba encima del agua o estaba sumergida en ella.

Ilusión Óptica

La pista más evidente para llegar hasta la respuesta probablemente se encontraba en el pelo seco de la pequeña.

Reddit acogió una duda razonable sobre esta foto de seis chicas reposando en un sofá: ¿Dónde han ido a parar las piernas de la chavala que se sienta en el centro?

La solución al recuento confuso estaba más clara al descubrir el ángulo caprichoso.

El usuario Waterhauler desafió a Reddit a localizar al gato escondido en esta imagen:

La solución demostraba que el animal ni siquiera se había molestado en ocultarse demasiado, pero tenía alma de camaleón.

Y a otro nivel se encuentra gente como Liu Bolin, el artista aficionado al camuflaje que, aunque parezca lo contrario, posa de cuerpo entero en esta foto:

Por si alguien se lo pregunta: el caballero está justo delante de la rueda del vehículo.