Bolsas de plástico
Bolsas de plástico con una compra en el mercado. GTRESONLINE

¿Hay comportamientos proambientales específicos para hombres y mujeres? Tal y como desvela un estudio elaborado por la Universidad de Penn State (Pensilvania, EE UU), sí. Hay quienes piensan que utilizar bolsas reciclables reduce la heterosexualidad en los hombres y que sellar las juntas de las ventanas resta feminidad en las mujeres.

La revista científica Sex Roles ha publicado los resultados de una muestra en la que participaron un total de 960 hombres y mujeres, que tuvieron que evaluar algunos comportamientos de cáriz ecologista, como reciclar o usar bolsas de mano reutilizables, para determinar si los consideraban masculinos o femeninos.

Algunos encuestados calificaron que, generalmente, los comportamientos medioambientales se atribuyen a las mujeres; por lo que si un varón realizaba tareas "femeninas" en favor del planeta, la sociedad podría cuestionar su orientación sexual.

Por lo tanto, es más probable que los hombres rechacen a la madre naturaleza al negarse a recurrir, por ejemplo, a las bolsas de tela en los supermercados porque esto haría peligrar su heterosexualidad, al vincular su uso a las compradoras.

Por otro lado, según los resultados se podría cuestionar la orientación sexual de una mujer si esta participase en tareas proambientales pensadas como "masculinas", entre ellas, sellar las juntas de las ventanas.

"Puede haber consecuencias sutiles relacionadas con el género cuando nos involucramos en varios comportamientos ecologistas", explica en un comunicado Janet Swim, profesora de psicología de Penn State que participó en el estudio.

"Las personas pueden evitar ciertos comportamientos porque están manejando la impresión de género que anticipan que otros tendrán sobre ellas", añade la docente.

En palabras de Swim, si una persona considera importante que se la contemple como heterosexual, "priorizará" sus actitudes.

Pero los neoyorquinos pronto tendrán que sentirse más cómodos cargando bolsas reutilizables, ya que a partir de marzo del próximo año entrará en vigor una nueva ley que prohibirá las bolsas de plástico de un solo uso.