PREGUNTA. Me duele el clítoris cuando mi chico me masturba, pero si me toco yo, no me pasa. ¿A qué se puede deber?

Creo que lo que ocurre es que tu chico lo toca directamente, ejerciendo una presión que provoca calambres, los cuales acaban por convertirse en dolor. En el clítoris hay una gran cantidad de terminaciones nerviosas que hacen que una mujer sienta más que en otras partes del cuerpo.

Para que no ocurra de nuevo, tienes que enseñar a tu pareja cómo te gusta masturbarte, dirigiendo sus dedos con los tuyos. Puede resultar una experiencia gratificante y muy sensual para los dos.

PREGUNTA. ¿Se puede reconstruir el himen?

Sí, a través de una operación llamada 'himenoplastia'. Este tipo de operación quirúrgica reconstruye el himen tras haberse roto debido a la penetración vaginal o golpes bruscos, entre otros motivos.

La intervención es de tipo ambulatorio y no necesita anestesia general. Dura unos 60 minutos aproximadamente. Al mes de realizar la 'himenoplastia', se pueden tener relaciones sexuales sin problema.

PREGUNTA. ¿Me he podido desvirgar con un tampón?

Es posible. El himen es una membrana muy fina que recubre la abertura de la vagina de la mujer. El uso de tampones puede causar la rotura de esta membrana. Hay personas que sienten dolor y otras que, sin embargo, apenas notan cuando se les rompe. Un tampón, practicar gimnasia o montar en bici o a caballo pueden provocar su fractura. No hay que asustarse en el caso de que ocurra. Lo normal es que se sangre un poco, pero no tarda mucho en cesar.

En cualquier caso, el himen no se regenera solo. Tampoco tiene por qué suponer la pérdida de la virginidad, pues este concepto es algo muy personal que depende de cómo lo entienda cada persona.