Un guepardo
El guepardo se metió dentro del coche y comenzó a morder el apoyacabezas del asiento trasero. FACEBOOK

Britton Hayes, un joven estadounidense procedente de Seattle, ha sobrevivido a un encuentro con un guepardo después de que el animal se colara en su coche durante un safari en Tanzania.

Según cuenta Peter Heistein en su cuenta de Instagram, su hijastro Hayes estaba en su primer viaje en África junto a él cuando se encontraron con varios guepardos que estaban descansando. Mientras los observaban, decidieron parar para almorzar.

Sin embargo, después de un rato los guepardos se levantaron y comenzaron a moverse al unísono mientras Heistein y su hijo los fotografiaban desde la carretera. Poco a poco los felinos se fueron acercando hacia el vehículo hasta que de repente los dos guepardos más pequeños se avalanzaron sobre el.

Close Encounter Here’s a video clip from my last Safari: The video shows my stepson Britton Hayes who was on his first trip to Africa with his dad.. We had come across several cheetah who were taking a midday break. We stoped for lunch while observing them. After a time they got up and started to move in unison as we were photographing from the road. They moved diagonally across our field of view and as they neared the vehicle the two younger brothers broke off and came towards us. The cheetah makes use of high points such as termite mounds to scan the environment. Apparently we represented a unique scouting platform to them. Before we knew it, one jumped on the hood of the safari vehicle while the other made use of the spare tires out back to get into the rear window. Britt credits our experienced guide Alex Mnyangabe with helping him stay calm and asked me to film him. While Britt was frightened we never felt any threat coming from the cheetah. After a short exploration the three of them moved away to continue their hunt. An amazing experience we will never forget. My thanks to Grand Ruaha Safaris for bringing us to this unique encounter with the wild . . . #ig_shotz #worldshotz #natgeo #Grandruahasafaris #theworldshotz #splendid_animals #wildlifeonearth #wildlifeaddicts #natgeowild #natgeohub #natgeowildlife #africananimals #serengeti #exclusive_wildlife @peterheistein

Una publicación compartida de Peter Heistein (@peterheistein) elMar 28, 2018 at 10:59 PDT

"Aparentemente, nuestro vehículo era algo inexplorado y único para ellos. Así que antes de que nos diéramos cuenta, uno de ellos saltó sobre el capó del vehículo mientras que el otro usó los neumáticos de repuesto para entrar por la ventana trasera", cuenta Heistein. 

A pesar de que su hijastro estaba asustado, Heistein asegura que ninguno de ellos se sintió amenazado. "Simplemente tenían curiosidad, así que mantuvimos la calma y les permitimos que inspeccionaran", dice.

El guepardo se metió dentro del coche y comenzó a morder el apoyacabezas del asiento trasero, mientras Hayes intentó no tener contacto visual con el felino, tal y como le había dicho el guía del safari.

"No te muevas, quédate quieto y no les mires a los ojos", fueron los consejos del guía. Según recoge la CBS, Hayes explicó que "quería estar lo más calmado y quieto posible para evitar un mal resultado". Afortunadamente, después de una breve exploración, los felinos terminaron yéndose y todos salieron ilesos de esa inesperada visita.

"Una experiencia increíble que nunca olvidaremos. Gracias a Grand Ruaha Safaris por llevarnos a este encuentro único con la naturaleza", asegura Heistein, ya recuperado del susto.

Por su parte, la madre de Hayes también ha colgado un post en su cuenta de Facebook en la que se muestran imágenes de su hijo durante el safari.