El insólito hecho tuvo lugar en Colombia cuando un motorista se disponía a subir a su moto. Lo sorprendente es que tenía un acompañante un tanto diferente, llevaba con él a su perro.

El vídeo muestra al motorista subiendo a su pequeño amigo al vehículo, se ve cómo lo acomoda cuidadosamente para que no sufra ningún percance. Una vez en la moto, el hombre asegura al animal con una especie de funda y con una correa para que no pueda caerse de la moto.

Tras ello, se aprecia cómo le pone una bufanda y también unas gafas para que no se le pueda meter nada en los ojos, toda precaución es poca.

Finalmente, habiendo preparado al perro como si de un copiloto se tratara, el motorista se puso su equipo de seguridad y se marchó junto a su compañero.

En cuatro días, el vídeo lleva más de 50 millones de reproducciones y ha sido compartido más de un millón de veces.