Gatos en Japón
El guardia de seguridad impidiéndole la entrada al museo a los felinos. @bijutsu1

Dos gatos han tratado de colarse sin éxito en el Museo de Arte de Hiroshima en Japón desde 2016. Curiosamente, los animales han intentado entrar en el edificio desde que el museo realizó una exposición de fotografía de gatos.

Primero fue un gato de color negro el que trató de entrar, pero el guardia de seguridad del museo se lo impidió. Y después, otro gato, de color anaranjado también probó suerte, aunque sin éxito. Desde entonces, la frecuencia con la que estos han visitado el museo ha hecho que el personal del museo no solo les coja cariño, sino que comparta las aventuras de estos dos gatos y de los guardias de seguridad en las redes sociales. Incluso, han sido bautizados.

El museo, por su parte, ha aprovechado la popularidad de estos felinos para hacer caja, creando una línea de productos sobre estos, como unos bolsos con la imagen estampada de Ken Chan (gato negro) y Go Chan (gato de jengibre), que es el nombre de estos gatos tan populares.