Robot para escribir
Un robot que permite escribir con diferentes fuentes cualquier texto. TAOBAO

Una estudiante china de la ciudad de Harbin compró un robot para copiar y escribir los deberes de la escuela durante las vacaciones por el Año Nuevo Chino, provocando el revuelo en redes sociales y aumentando el interés por las máquinas.

La madre de la alumna, de apellido Zhang, descubrió que su hija de 15 años había comprado una máquina para ayudarla con las tareas, la cual utilizó para copiar pasajes de un libro de texto y escribir varios ensayos, según infroma el South China Morning Post.

Descubrió el aparato mientras limpiaba la habitación de su hija, unos días después de sorprenderse de que la pequeña había terminado todos los deberes de vacaciones en un par de días.

El dispositivo se compone de un marco de metal y un bolígrafo y estaba guardado en un paquete con un mensaje que decía "imitar todo tipo de escritura a mano". La niña había gastado 800 yuanes (104 euros) en comprar el aparato y su madre, furiosa, decidió romperlo al comprobar cómo funcionaba.

Cuando se hizo pública la noticia, muchos usuarios en redes sociales se interesaron por el robot explicando que les habría gustado tener uno cuando eran jóvenes. Al parecer hay varios modelos que se venden en una página online china llamada Taobao, y los precios van de los 200 a los 1.000 yuanes.

Otros aprovecharon para criticar al sistema educativo chino, que obliga a sus alumnos a copiar textos en muchas ocasiones, olvidando otras tareas más creativas y productivas para los estudiantes. Algunos incluso defendieron a la joven, explicando que no se vería obligada a hacer trampas si sus deberes fueran diferentes.

El funcionamiento de la máquina es el siguiente: el marco de metal sostiene el papel y un brazo al que se le puede unir un bolígrafo, escribe el texto ingresado usando un software que se instala en el ordenador, que tiene que conectarse al robot con un cable USB.

Puedes escoger entre un gran número de fuentes e incluso permite crear su propia escritura a mano al usuario escribiéndolos previamente para que la máquina aprenda las letras.

Además de por alumnos avispados, la máquina también la utilizan algunos maestros para escribir las lecciones de clase en menos tiempo.