Podría ser el cartel de una película de miedo, pero se trata de una foto de la familia Zaring.

Pam Dave asegura en su cuenta de Facebook que pagó 250 dólares a una fotógrafa que, cuando contactó con ellos en mayo de 2017, se promocionaba como profesional y experimentada.

El resultado de su trabajo ha causado gran impresión. Los hijos del matirmonio, Cade y Connor, pensaron que el retoque había sido intencionado para que parecieran muñecos de Lego. Pero no han sido los únicos impactados, la publicación de Pam Dave ha sido compartida 380.000 veces.

El pasado jueves, cuando recibieron las fotografías, comprobaron que sus caras eran totalmente planas y sus rasgos, deformes, no parecían humanos.

La fotógrafa ha explicado que su profesor nunca la enseñó a editar. Y se ha notado.

Parece que Cecilia tiene una rival, ya que las redes sociales y los medios equiparan estas fotos al famosísimo Ecce Homo de Borja.