PREGUNTA. ¿Cómo puedo saber si mi chica es virgen la primera vez que hago el amor con ella?

Lo importante es la confianza que tengas con tu chica pero, sobre todo, que no vayas de detective privado con ella. Se supone que antes de llegar al tema del sexo habéis hablado u os habéis interesado por vuestras vidas sexuales anteriores. Parece que hoy en día cuando empezamos con una pareja damos por hecho que no es virgen, pero hay personas que con cierta edad todavía lo son. Una persona puede no ser virgen y haber tenido una pareja estable, mientras que otra virgen puede haber ido de flor en flor a lo largo de su vida.

Si aún no confías y llegado el momento quieres corroborar la virginidad de tu novia hay varias cosas que delatarían, como por ejemplo, sangrado, dolor en la penetración o dificultad para introducir el pene. Debemos tener cuidado pues hay chicas que se desvirgan no por tener relaciones sexuales, sino por practicar algún deporte, un accidente o golpe. Lo mejor es que se lo preguntes directamente.

PREGUNTA. Creo que tengo un problema. Me gusta mucho masturbarme y al cabo del día lo hago con frecuencia. ¿Estoy obsesionado con el sexo?

Para nada. La masturbación es algo natural que practicamos casi el 100% de las personas. Unos más y otros menos, con o sin la pareja, viendo pelis o con nuestra propia imaginación. Es cierto que cualquier cosa, no me refiero sólo a sexo, que no nos permita realizar las actividades básicas como comer, beber o dormir u otras cotidianas como trabajar o quedar con la familia o los amigos supone un problema.

Si para ti estar obsesionado con el sexo es pensar en ello de manera que te impida pensar en otra cosa o masturbarte delante de otros o en la calle al no aguantar puede que sí tengas un problema. En ese caso, deberías acudir a la ayuda de un especialista, un psicólogo o sexólogo vendrán genial para canalizar tu deseo.

PREGUNTA. Cuando practico sexo con mi novia tengo orgasmos pero no eyaculo. Cuando lo hago, no se me baja la erección la mayoría de la veces. ¿Puede ser malo?

Vamos por partes. El hecho de tener un orgasmo no implica necesariamente tener que eyacular. Parece que si la serpiente no escupe el hombre es incapaz de haber disfrutado de ese orgasmo. En realidad, son dos procesos fisiológicos que van por separado pero suelen coincidir. Existen factores como el estrés o tomar determinada medicación que provocan un orgasmo sin eyaculación. Por otro lado, prácticas como el sexo tántrico buscan llegar al éxtasis sin necesidad de expulsar ningún fluido corporal. En este caso, serías un privilegiado. Pero si te molesta o te preocupa, lo mejor es que vayas al especialista.

El segundo tema que nos propones (no se baja la erección después de llegar al orgasmo) es normal siempre y cuando no se alargue en el tiempo. Después de llegar al orgasmo, el pene no tiene que disminuir su tamaño al momento, ya que la sangre que ha llenado sus cuerpos cavernosos sigue fluyendo con gran intensidad hasta que poco a poco se va 'deshinchando'. Si ves que esto no ocurre es necesario que acudas al urólogo, puedes tener un problema de 'priapismo' o erección prolongada. No esperes a que aparezca el dolor y consulta al médico.