La ceremonia de apertura de los Juegos Olímpicos de Invierno 2018 se celebra este viernes en Pyeongchang, Corea del Sur, pero ya hay anécdotas que no se olvidarán tan fácilmente, y si no que se lo digan al equipo noruego.

Los cocineros que se han desplazado con este equipo han vivido en sus propias carnes el dilema que provoca estar en un país con un idioma totalmente distinto.

Una herramienta que ha ayudado a una mejor comunicación desde hace años ha sido el traductor de Google, pero, como ha demostrado este error, parece ser que no es del todo fiable.

Los chefs usaron el traductor para realizar un pedido de huevos a un supermercado local, pero terminaron con un camión que contenía 15.000 huevos cuando en realidad solo querían 1.500.

"Cuando comenzaron a llegar no dábamos crédito, la entrega parecía no tener fin", dijo el chef noruego Stale Johansen. Por suerte, pudieron devolver los 13.500 huevos que no necesitaban. Eso sí, antes se fotografiaron con todo el cargamento.