El perro guía de Julian Gavino ha hecho más fáciles sus tareas cotidianas porque padece el síndrome de Ehlers-Danlos, una rara enfermedad crónica que afecta a la piel, las articulaciones y las paredes de los vasos sanguíneos. Por ese motivo este joven quiso recompensar a su fiel amigo Atlas con una visita a la versión "viva" de Pluto.

Según cuenta Gavino, la pasión de Atlas es un peluche del personaje de Disney "con el que se acurruca todas las noches".

"Me encanta ver a Atlas divertirse", dijo Gavino a The Dodo. "Se lo merece después de trabajar tan duro. Algunos días trabaja largas horas, por lo que necesita ese tipo de tiempo de inactividad. Es muy importante".

El vídeo del momento se ha difundido en numerosas ocasiones, y este hecho ha sorprendido a Gavino. Se muestra feliz por "haber llegado a tanta gente y transmitir un mensaje positivo". También ha visitado varios programas de televisión con el objetivo de concienciar sobre los perros guías y las enfermedades crónicas y raras, como el síndrome de Ehlers Danlos.