Una extraña criatura marina de unos nueve metros de longitud ha aparecido en las profundidades del mar, cerca de una ilsa volcánica de Nueva Zelanda.

Los expertos la han bautizado con el nombre de 'unicornio del mar' tras filmarla bajo el agua. El Washington Post explica que el videógrafo Steve Hathaway, de 48 años de edad, se topó con este ser el pasado 25 de octubre, cerca de una isla a unos 48 kilómetros del norte de Nueva Zelanda.

"Siempre quise ver uno. Estaba más que emocionado. Esto es como encontrar algo con lo que has soñado durante tantos años. Yo y mi amigo Andrew Buttle estábamos filmando imágenes bajo el agua para un video promocional sobre la Isla Blanca de Nueva Zelanda cuando nos encontramos con la criatura marina", cuenta Hathaway al periódico.

Este misterioso animal se llama pirosoma y en realidad es un conjunto de miles de zooides unidos. El término zooide hace referencia a un animal que es parte de una comunidad colonial que funciona como un organismo. Son multicelulares y poseen una estructura similar a la de otros animales solitarios.

Los rasgos misteriosos del pirosoma y su brillo bioluminiscente hacen de este animal un ser muy especial. Algunos científicos los llaman "unicornios del mar", ya que son como "una boa de plumas exquisitamente suave", explica el experto.

También se les puede describir como criaturas parecidas a los gusanos, aunque en realidad están mucho más relacionados con los seres humanos: "Nunca me había encontrado con un pirosoma de ningún tamaño hasta ese momento. He estado mucho bajo el agua y he visto muchos animales. Sé que la naturaleza no espera a nadie, y no podía dejar pasar esta oportunidad. Cuando me di cuenta de que estaba en el fondo del océano debajo de dónde me encontraba, no lo dudé", cuenta Hathaway.

La razón por la que este pirosoma haya aparecido cerca de Nueva Zelanda es porque la primavera suele traer gran cantidad de fitoplacton del que se alimentan estas criaturas.