El increíble cambio del niño de 'La vida es bella' y 'Gladiator, ¿lo reconoces?
Guiorgio Cantarini en un fotograma de 'La vida es bellla'. LA VIDA ES BELLA

El séptimo arte, capaz de transportarnos a otras realidades a través de sus historias, vive en un universo especial en el que los años no pasan para los personajes de nuestras películas favoritas. Por muchas veces que las veamos no cambian, permanecen igual, constantes e incambiables. Los niños siguen siendo niños, las casas conservan las paredes tan blancas -o tan oscuras- como en la primera emisión del film.

Sin embargo, los actores que dan vida a esos personajes nos demuestran que fuera de las pantallas el paso del tiempo no perdona a nadie. Este es el caso de Giorgio Cantarini, que comenzó su precoz carrera en el mundo del cine apareciendo en dos populares películas y aunque parezca mentira ya ha cumplido los 26 años.

'La vida es bella', el mítico film de Roberto Benigni, consigue enternecer y desgarrar a sus espectadores a partes iguales. Obtuvo tres Oscar y es uno de los largometrajes más recordados por el público, ya convertido en un clásico del cine contemporáneo. Como tal, seguro que recordáis al pequeño Guiosué, el hijo de Guido (Roberto Benigni), a quien interpreta el joven Cantarini con tan solo cuatro años.

Tres años más tarde le llegó el turno a 'Gladiator', la cinta de Ridley Scott fue todo un éxito de taquilla y arrasó en la Gala de los Oscar, donde ganó cinco galardones, incluyendo los de mejor película y mejor actor (Russel Crowe). En esta producción, Cantarini se atrevió como hijo de Máximo (Russel Crowe).

No ha vuelto a trabajar en producciones tan aclamadas, en los últimos años ha dejado de lado las películas y ha aparecido en proyectos de menor escala. Ahora el joven italiano, lejos de ser un niño dulce e inocente, tiene ya 26 años. En su cuenta de Instagram, sus 25.000 seguidores pueden ver cómo ha cambiado:

El propio Cantarini publicó una imagen en la que se ve su evolución desde que apareció en el Film de Benigni: