El diseñador de 'El hilo invisible' gana el premio más peculiar de los Oscar
La actriz británica Helen Mirren exhibe una moto acuática durante un momento de la 90ª edición de los Óscar en el Dolby Theatre de Hollywood, California (Estados Unidos). EFE

Año tras año, numerosos discursos alargan la ceremonia de los Óscar, llegando a hacerla demasiado lenta para los espectadores. En esta ocasión, se decidió cronometrar las intervenciones de los galardonados para evitar este clásico problema y las críticas del público.

Al inicio de la gala, Helen Mirren y Jimmy Kimmel anunciaron un nuevo premio al que los candidatos de esta 90ª edición optaban. Además de su correspondiente estatuilla, la persona capaz de hacer el discurso más corto se llevaría una moto de agua valorada en 17.000 dólares.

La competición, muy comentada en redes sociales, estuvo reñida. Muchos fueron los premiados que estuvieron a punto de recibir el premio a su rapidez en el discurso.

Finalmente Mark Bridges, diseñador de vestuario de 'El hilo invisible',  recibió la original recompensa por su brevedad. Bridges tiene una larga experiencia como diseñador de vestuario y recibió su primer Óscar en 2012, por su trabajo en el aclamado film 'The Artist'.