ESPERANZA DE VIDA
La francesa Jeanne Calment, que llegó a los 122 años de edad. GTRES

Jeanne Calment, la mujer que vivió 122 años, está considerada como la persona más longeva de la historia.

La francesa vivió infinidad de cosas y sucesos. Con solo diez años, acudió al funeral de Víctor Hugo y, con catorce, tuvo la oportunidad de conocer en persona a Vincent Van Gogh, ya que este acudía a comprar lápices de colores a la tienda del padre de Jeanne y del que en cierta ocasión dijo del pintor "[...] era un tipo sucio, desagradable y mal vestido".

También soportó una gran cantidad de eventos. Vio la construcción de la Torre Eiffel, experimentó dos Guerras Mundiales y estuvo presente para la creación del telégrafo, teléfono, televisión e Internet antes de su fallecimiento, en 1997.

Pero, ¿cuál era el secreto de Calment para una vida larga y saludable?

Se sabe que era deportista, ya que no dejó de montar en bicicleta hasta los 100 años.

Pero tenía más secretos. Según su obituario en el New York Times, Calment solía comer más de dos libras de chocolate en una semana y usaba aceite de oliva como tratamiento para la piel.

Además, el estrés, o, mejor dicho, su ausencia, también estaría detrás de su larga vida. La investigadora Jean-Marie Robine, que entrevistó a la francesa para tratar de entender su longevidad, aseguró en el Times que "era una persona que, constitucional y biológicamente hablando, era inmune al estrés. Una vez dijo: 'Si no puedes hacer nada al respecto, no te preocupes por eso'".

Calment sobrevivió a cambios políticos, sociales y culturales. También a toda su familia. Su esposo murió de conservas de cerezas en mal estado cuando tenía 46 años, y, a pesar de comer las mismas conservas, ella no sucumbió a la muerte. También a su única hija, que murió de neumonía. Se encargó, así, de cuidar a su único nieto, que murió en un accidente de coche.

A pesar de esto, Calment se mantuvo fuerte, activa y conservó su increíble sentido del humor que tal vez explique que ella haya vivido tanto tiempo. ¡Y eso que fumó hasta los 117 años!