Colección porno tras una estantería
Imagen que muestra una colección porno escondida detrás de una estantería. @seikatsuichibu - TWITTER

Un hombre de Michigan ha demandando a sus padres, a los que pide 86.000 dolares (algo más de 76.000 euros), tras acusarlos de tirar su enorme colección de pornografía, valorada en 29.000 dólares (casi 26.000 euros).

De acuerdo con los documentos de la corte federal obtenidos por WXMI, en octubre de 2016 el hombre, que tenía 37 años por aquel entonces, se mudó de nuevo a la casa de sus padres en Grand Haven, Michigan, después de su divorcio, tiempo en el que fue reclutando gran parte de su colección.

A lo diez meses, este abandonó la casa familiar de nuevo para irse a Indiana, donde reside actualmente. Fue allí donde, al recibir las cajas con sus pertenencias, notó que muchas de sus posesiones habían desaparecido. Entre ellas, su colección de porno en las que había películas y juguetes sexuales. Entonces, decidió llamar a la Policía para denunciar a sus padres, pero las autoridades se negaron a presentar cargos por este asunto.

Sin embargo, él siguió con la demanda, esta vez ante la justicia. Según la misma, el hombre envió un correo electrónico a sus padres. "Si teníais un problema con mis pertenencias, deberíais habérmelo dicho en ese momento y me habría ido a otro lugar", les echó en cara en el email. "En cambio, elegísteis guardar silencio y ser vengativos", les recriminó.

Su progenitor respondió a estas acusaciones: "Lo crean o no, la razón por la que destruí su pornografía fue por su propia salud mental y emocional. Habría hecho lo mismo si hubiera encontrado un kilo de cocaína. Espero que algún día lo entiendas".

Su padre también alegó que su hijo fue expulsado de la secundaria y de la universidad por vender porno a otros estudiantes. "Te advertí en ese momento de que, si alguna vez encontraba pornografía en mi casa de nuevo, la destruiría".