Unas jóvenes han denunciado este domingo a través de Twitter el trato que han recibido por parte de la aerolínea española de bajo coste Vueling, que ha impedido a una de ellas viajar "por llevar un body escotado". Según las chicas, la prohibición de acceso al avión obedece únicamente a la indumentaria de la pasajera, mientras que la compañía argumenta que la reacción de la afectada fue "abusiva y es la única razón por la que se decidió llamar a la autoridad competente y que no volase".

La autora de la denuncia en redes sociales es la hermana de la afectada, que ha subido un vídeo a Twitter en el que se aprecia cómo los responsables del embarque niegan a la chica el acceso al avión, a lo que ella reacciona con indignación. Por su parte, la trabajadora de la aerolínea no duda en llamar a la Guardia Civil para pedir ayuda.

En la grabación se escucha a otros pasajeros del mismo avión molestos con la decisión de vetar a la muchacha por su vestimenta y la animan a presentar una reclamación. "¿Pero qué hace esta tía? ¿Cómo no va a poder volar?", se oye decir a una viajera. "Me parece muy fuerte", apunta otra.

"Necesito que venga la Guardia Civil a ayudarme con los pasajeros. Están aquí que quieren pasar dentro del avión (...) Necesito que vengan rápido, por favor", explica la trabajadora de Vueling por teléfono.

Además del vídeo, la hermana de la joven vetada explica que, a pesar de que otros pasajeros han dejado ropa a la chica para que se "tapase", la compañía ha continuado sin franquearle el paso.

Asimismo, detalla que la empresa no ha permitido a su hermana acceder a la aeronave por infringir los artículos 11 y 12 de las normas de vuelo. "¿Me decís dónde pone que no se pueda ir con body?", se pregunta la autora del tuit, que señala que Vueling mantenía que la espalda descubierta rozaría el asiento y que su indumentaria podía incomodar a sus compañeros de viaje.

Vueling: "La respuesta ha sido abusiva"

Por su parte, la compañía ha contestado a la denuncia de las jóvenes en la misma red social y se ha remitido a las condiciones de transporte de Vueling, que "se aplican de manera igualitaria a hombres y mujeres, están diseñadas para defender y proteger la seguridad de todos los pasajeros a bordo para regular su comportamiento en beneficio de todos".

En este senido, Vueling añade que las normas aplicadas establecen "poder denegar el acceso a pasajeros cuya conducta no se adapte a dichas condiciones". Y agrega: "La pasajera iba en bañador. La respuesta a la petición de la agente de handling ha sido abusiva y es la única razón por la que se ha decidido llamar a la autoridad competente y que no volase".