Confiesa a la policía que se drogó
El agente que recibió los mensajes, demostrando que no era quien el interlocutor esperaba. Winfield MO Police Department

Un agente de policía del Departamento de Policía de Winfield en Missouri, EE UU, pasó una divertida guardia cuando hace unos días comenzó a recibir mensajes de texto en su teléfono de una persona que, por error, le confundió con una amiga.

"Hey, ¿te gustaría ir al béisbol esta noche? No te costará, habrá perritos calientes y refrescos gratis ", decía el primer mensaje del interlocutor. Entonces, el policía se tomó con humor la equivocación y respondió: "¡Me encantaría ir al partido esta noche! Lamentablemente creo que tienes el número equivocado. :(".

Pero el generoso autor de los mensajes no acabó de creerse esa excusa. "No, no lo tengo, ya fuimos juntos al juego", dijo muy seguro. Así que al policía le picó la curiosidad y preguntó a qué juego habían ido.

"Con Shari y Diana. Nos drogamos juntos, chica", decía el mensaje de recordatorio y el autor de los sms insistió en hacer planes:  Vístete y te recogeré. En el camión, ¿recuerdas?".

Y ahí el oficial de policía no pudo más y respondió: "Estoy bastante seguro de que no nos drogamos", adjuntando una fotografía en la que se le ve de uniforme, sosteniendo su placa y con una gran sonrisa.

A esa reveladora prueba sólo siguió el silencio por parte del generoso interlocutor, pero el policía no quiso dejarlo ahí, así que preguntó: ¿Todavía vas a venir a buscarme para ir al partido? Tenía muchas ganas de ir al partido".

Y aunque la persona de los sms acabó por escribir "número erróneo", el policía siguió con la broma: "Traté de decírtelo, pero claro, no sé ni de qué hablo". La conversación finalizó con un poco amistoso "Puedes parar" del interlocutor, que adjuntó una señal de stop.

El Departamento de Policía de Winfield difundió en sus redes sociales la divertida anédota.