Ponerse un preservativo ha dejado de ser la parte aburrida de la relación sexual. Para muchos hombres el momento en el que tenían que buscar en el bolsillo del pantalón el paquetito plata era un auténtico calvario, por no hablar de tener que ponérselo. Se iba todo abajo. Ahora, con la nueva generación de profilácticos realizar esta misma operación será mucho más divertida para ambas partes de la pareja.

Desde Japón nos llegan la mayor parte de la ‘Nueva Generación de Condones’. Por ejemplo, tenemos aquellos que según se estiran en el pene del chico aparece un metro. Ni ellos ni ellas tendrán duda del tamaño del miembro de la persona. con la que se lo están montando. Son los Condometric. Hay algunos que van más allá del narcisismo y permiten fijar una foto nuestra en el látex del condón. Ahora sí se podrá decir con total propiedad donde tienen siempre la cabeza los hombres. Se llaman My Face Condoms.

Con sonidos y a loco

Para aquellas parejas calladitas que desean avivar el sexo salvaje existen profilácticos que emiten una serie de sonidos parecidos a los gemidos de una pareja cuando hace el amor. Abstenerse aquellos que digan algún nombre en particular, no sea que la liemos. Otros lo que hacen es aumentar el sonido de la relación sexual. Se basan en un sensor que controla el movimiento. A mayor movimiento, más volumen. El condón sonoro es un invento del ucraniano Hryhory Chausovsky,

Desde EEUU nos llega el 'condón invisible’. Los científicos John Moore, de la Universidad Cornell, en Nueva York; Ronald Veazey, de la Universidad de Tulane, en Luisiana, y otros colegas en Estados Unidos y Gran Bretaña crearon un tipo de gelatina que crea una capa protectora en la vagina, que previene, además, de enfermedades como el SIDA o el VPH. Yo la verdad de este último no me fío mucho de este último. Protege del VIH pero ¿qué pasa con los embarazos?

Preservativo para torpes

Mi preferido sin duda, el condón para torpes. Cuántas veces tomarse una copa de más, los nervios de la situación o las primeras veces nos han jugado una mala pasada ¡Esto no volverá a ocurrir! Con Sensis Condom dispondrás de dos tiras de látex que despliegan el condón sobre el pene de una forma fácil y sencilla evitando roturas o problemas en su colocación.

Chicos y chicas, lo que está claro (bromas aparte) es que ponerse un condón a tiempo previene de contraer enfermedades de transmisión sexual o embarazos no deseados. Al final, todos estos tipos de preservativos buscan lo mismo: su utilización. Y es que el condón de hoy es tu salud de mañana.