Trozo de césped
El trozo de césped obtenido es la tira que se encuentra a la derecha del coche. GOOGLE MAPS

Un hombre de Florida del Sur (EE UU) pensó que había conseguido la ganga de su vida en una subasta online: una pequeña villa en el noroeste de Spring Lake por solo 9.100 dólares. Sin embargo, la realidad era bien distinta, ya que había comprado uno de los trozos de césped que ya es probablemente el más caro del mundo.

Según informa Odditycentral, Kerville Holness, que participaba en una subasta por primera vez, no se lo podía creer cuando vio que su oferta resultaba ser la ganadora. Pero todo se vino abajo cuando se enteró de que lo que pensaba que era el negocio de su vida resultó ser una broma cruel.

Resulta que el pobre Kerville pagó un pastizal por una porción de hierba de 30 centímetros de ancho por 30 metros de largo que separaba dos inmuebles particulares.

Con gran desazón, el comprador afirma que las fotos utilizadas en el sitio de subastas eran engañosas. "Es un engaño", le dijo un Holness descontento a The Sun-Sentinel. "No había una demarcación para mostrar que era solo una línea que iba hacia el dúplex, a pesar de que ellos tienen herramientas para mostrar eso".

"Si fuera vengativo, podría cortar justo a través del muro del garaje y la casa para lograr mi espacio al aire libre, pero, ¿de qué me serviría?", añadió el comprador.

Desafortunadamente, y a pesar de la publicidad engañosa, las autoridades explicaron a Holness que no hay nada que pueda hacer para reclamar el dinero y que debería haber leído más detenidamente la información antes de lanzarse a realizar la compra.

Por el momento, se desconoce por qué motivo esa porción de césped no se anexó a alguno de los dos inmuebles que, por cierto, también se vendieron en la subasta.