El verano es la época ideal para que se produzcan todo tipo de encuentros sexuales. Ligar de español a español no tiene mucho misterio, pero ¿qué cosas debemos tener en cuenta cuando lo hacemos con un turista extranjero?

Diferencia horaria

Los españoles vivimos un tanto atrasados (en referencia a los horarios) respecto a quienes nos visitan. Mientras muchos de nosotros a las doce de la noche siguen cenando en el chiringuito, los turistas extranjeros llevan arreglados desde las siete de la tarde y en solo dos horas ya están bien calentitos de copas. El punto positivo es que estarás fresco a la hora de ligar y te harán más caso, pues el alcohol desinhibe y potencia el contacto entre desconocidos.

Idiomas

Por todos es sabido que los españoles no somos muy buenos con el inglés. Los italianos son los preferidos por todos a la hora de ligar, por cultura e idioma, pero ¿qué hacer cuando tenemos a un alemán, un ruso o checo delante? Muy fácil, recurrir al inglés y a sus palabras y frases claves. No hace falta convertirse en Shakespeare para saber qué es una 'party'. Además, los españoles contamos con el encanto especial de los gestos, un recurso donde el idioma  internacional es conocidos por todos. 

Adelántate a la distancia

¡No te enamores! Las relaciones de verano deben quedar en esta estación si no vas a volver a ver a la persona con la que has ligado. Una cosa es que una chica de Cádiz se líe con un chaval de Barcelona. Al fin y al cabo, comparten idioma para poder hablar a través de redes sociales y por teléfono. Si no lo quieres pasar mal y prefieres quedarte con una bonita experiencia, adelántate a la distancia y pon tierra de por medio.

Diferencia cultural

Aunque parezca que hemos avanzado mucho en España, en realidad muchas personas siguen siendo muy tradicionales a la hora de ligar. Nos gusta ir poco a poco, tanteando el terreno, mientras que muchos extranjeros son más abiertos y consideran todo lo anterior una pérdida de tiempo. En cierto modo, las vacaciones son un periodo de tiempo relativamente corto y no se puede andar mareando la perdiz. 

Evita estar en terreno contrario

Si la situación con tu ligue comienza a ir mal, siempre es mejor "hacer la trece catorce" en terreno conocido que con personas que no conoces de nada. Los amigos serán la clave para cortar por lo sano cualquier tipo de problema que pueda ir surgiendo sobre la marcha. Por eso, en el caso de decidir salir por territorio enemigo, siempre está bien ir acompañado de unos cuantos colegas.

Medidas de prevención

En el sexo siempre hay que tomar medidas de prevención para evitar un embarazo no deseado o contraer una enfermedad de transmisión sexual. Pero además, aquí se suma el factor distancia y desconocimiento, pues ante un problema como los anteriores, te puedes ver sin la responsabilidad de la otra parte.