El principal órgano sexual que tenemos es nuestro cerebro. Hombres y mujeres necesitan un tiempo de recuperación tanto física como anímicamente para volver a excitarse después de un orgasmo. Es el llamado periodo refractario. Mientras que ellas suelen dar una importancia relativa a la recuperación sexual, a algunos hombres les trae por el camino de la amargura. Esta sensación de frustración se puede eliminar con ejercicio y constancia.

Control mental

¿Cómo acortar o suprimir el periodo refractario? Hay una serie de ejercicios que requieren, sobre todo, un control mental. Se realizan a través de la masturbación y funcionan por igual tanto en hombres como en mujeres. La clave está en poder mantener la erección o excitación aminorando la marcha o parando antes de llegar al orgasmo para después retomarlo.

La frustración que provoca no ser un semental en la cama lleva a muchos hombres a la automedicación. Viagra o cialis son algunos de los fármacos usados por jóvenes que quieren demostrar una energía vigorizante enmascarada. Los efectos secundarios de estos medicamentos pueden provocar impotencia si se toman sin control médico.