Bastones de caramelo
Clásicos caramelos estadounidenses que se consumen en Navidad. ARCHIVO

La directora de una escuela de primaria en Nebraska (Estados Unidos), Jennifer Sinclair, ha tomado una serie de medidas a la hora de decorar las aulas por Navidad.

Como no quiere ofender a quienes no celebran esta festividad, Sinclair ha dado una serie de pautas sobre lo que considera apropiado: artículos genéricos de temática invernal, como trineos, bufandas o muñecos de nieve.

No se aceptan decoraciones que incluyan a Papá Noel, árboles de Navidad, renos, cosas de color verde y rojo e, incluso, bastones de caramelo. En el caso de estos últimos, Sinclair alega que tienen un significado religioso: "Históricamente, la forma de 'J'  se identifica a Jesús. El rojo es para la sangre de Cristo, y el blanco es un símbolo de su resurrección". Y añade: "Se incluyen los bastones de caramelo de diferentes colores".

"Me siento contrariada por tener que hacer esto, pero para la comodidad de todos es necesario", escribe la directora en una circular que ha hecho llegar a todos los profesores del centro.

El Distrito Escolar de la ciudad de Elkhorn ha explicado que "el memorándum de este centro no refleja la política de las Escuelas Públicas de Elkhorn con respecto a los símbolos en las escuelas".

La política del distrito establece que "los árboles de Navidad, Papá Noel así como los conejitos y huevos de Pascua se consideran símbolos seculares que pueden mostrarse como material de enseñanza, siempre que no interrumpan el programa de instrucción para los estudiantes".