¿Un coche estampado contra la pared... o no?
El coche empotrado en el Instituto Cumberland (Estados Unidos). FACEBOOK

El Instituto Cumberland de Wisconsin (Estados Unidos) amaneció el pasado lunes de esta manera, con un coche empotrado contra la pared. Concretamente, contra la pared del despacho del director.

Sin embargo, se trata de una broma de unos alumnos del centro. El efecto óptico es tan bueno que poca gente se da cuenta del engaño a primera vista... con medio coche viejo, ladrillos y metros de plástico negro y cinta adhesiva han conseguido confundir a la gente.

Tanto que la dirección del instituto y la policía les ha felicitado por redes. La policía ha retirado el post en Facebook para no incitar a más bromas, por si pudieran tener consecuencias reales.