Un cliente de Uber Eats recibe ropa interior con restos de heces en su pedido

Imagen de un repartidor que va en bicicleta de la empresa Uber Eats.
Imagen de un repartidor que va en bicicleta de la empresa Uber Eats.
UBER EATS

Cuando uno pide comida a domicilio no siempre recibe lo que espera y no precisamente porque el pedido llegue derramado o falte algún producto.

Un cliente de Uber Eats tuvo la mala suerte de recibir unos calzoncillos junto con su pedido de arroz frito. Sucedió en Bal Harbour, Florida, donde se encontraba de viaje y había pedido la cena en un restaurante japonés. Lo extraño fue que justo cuando recibió la bolsa con su comida, el conductor de Uber echó a correr.

Sin embargo, hasta que el cliente no llegó a la habitación del hotel no revisó el contenido y fue cuando descubrió ropa interior manchada con lo que parecía ser restos de materia fecal.

"¿Quién va a pensar que te van a entregar la ropa interior sucia de alguien? Asqueroso y poco saludable", dijo la persona.

El cliente indignado llamó a Uber, al restaurante y al departamento de policía local. Desde Uber, le han reembolsado el dinero y un portavoz agregó: "Estamos revisando el pedido y hablando con todas las partes involucradas para saber qué es lo que pudo haber ocurrido".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento